TERMOS ELÉCTRICOS

TER1

FÁCIL DE INSTALAR.

Un termo eléctrico es un depósito de agua con una capacidad que puede ir desde los 10 litros hasta los 300.

Su funcionamiento es muy sencillo: el agua se calienta mediante una resistencia eléctrica que se encuentra en el interior del depósito. Una vez que el agua alcanza una temperatura determinada, la resistencia se apaga y el material aislante del termo se encarga de mantener la temperatura del agua. A medida que el agua caliente se va usando, va entrando agua fría en el depósito y la resistencia se pone de nuevo en marcha.

El termo eléctrico ofrece grandes ventajas:

  • El agua sale caliente de inmediato, nada más abrir el grifo, y a una temperatura constante.
  • No necesita un caudal de agua mínimo para funcionar.
  • Es más fácil de instalar, ya que no requiere una instalación de gas o para bombonas de butano.